Gazpacho o ensalada de verano

Resumen

Tanto en la sociedad, en las familias y como no podía ser menos, en las empresas, vivimos momentos de constante cambio. Nos guste o no, estamos en tiempos donde hay cada vez más procesos de transformación y más rápidos.  

Fundamentos de la Gestión del Cambio:  

  1. Las organizaciones cambian para generar ventajas competitivas  
  1. La buena comunicación en el cambio es importante pero no suficiente. Siempre habrá resistencia. 

La resistencia al cambio aparecerá con seguridad, pero haber hecho una buena comunicación de necesidades, razones, objetivos, etc. al inicio ayuda a disminuir esa resistencia y además motiva a los “creyentes” en ese cambio. 

  1. Para poder tener éxito, el tiempo en incorporar a la mayoría a apoyar el cambio es fundamental. 

Cuanta más personas se unan con entusiasmo al proyecto, esa mayoría temprana acortará los plazos del proceso. 

  1.  A mitad del proceso de cambio es cuando existe mayor vulnerabilidad para la organización. 

El arranque (entusiasmo inicial) y el fin (estar cerca del momento final) nos son los momentos preocupantes, es en el medio donde hay que motivar a la gente para que no pierdan ni la ilusión ni el fuelle. 

  1. Todo cambio genera resistencia, hay que saber gestionarla 

Como se dijo en el punto 2, siempre aparecerán focos de resistencia. La mejor manera de gestionarla es explicar la expectativa de la organización. 

  1. Según Stephen Covey para iniciar un proceso de cambio se necesitan tres cosas: 
  • Claridad 
  • Convicción  
  • Energía 

El proceso del cambio

Cuestionario de Aprendizaje

  • Qué es lo importante a la hora de gestionar un cambio ¿la comunicación o la rapidez? 
  • Según Stephen Covey ¿Cuáles son las claves para empezar a liderar un cambio? 
  • Según Covey, si las condiciones iniciales para hacer un cambio no son las correctas, debes cambiar la comunicación ¿Correcto? 
  • El cambio debe durar lo menos posible ¿Correcto? 

Reflexión final

Ya que el cambio es inevitable, participa de él como “revolucionario” o al menos como “mayoría temprana” si te toca ser parte del equipo. Al final el cambio llegará, pero si participas activamente en él, serás motor, no ancla. 

Si lo que te toca a ti es liderar un cambio, recuerda dos detalles: 

  • Dirige como quisieras que te dirigieran a ti 
  • La comunicación no es la garantía del éxito, pero la falta de ella es casi la garantía del fracaso. 

Pregunta

¿Sabes cómo encarar y liderar un cambio haciendo que tus colaboradores se sientan seguros y motivados para participar de él?

¿Conoces las claves para llevarlo a cabo? 

Vídeos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta