• Para mí, muy importante el respeto y la claridad en la comunicación escrita para evitar malos entendidos.
    Tengo por norma saludar al receptor, agradecer su atención y despedida cortés.

    0
  • La motivación nace de uno mismo. Disfruta con tu trabajo y busca las cosas positivas que tiene. Sientete orgulloso de lo que realizas para dar lo mejor de ti en cada momento

    0
  • Toda persona tiene que tener su “via de escape” para poder resetear las preocupaciones laborales (deporte, hobbies, etc); eso le permitirá tenr una nueva visión del problema al retomar el trabajo. Indudablemente sumado a un buen descanso

    0
  • Para mí la gran problemática es cuando tienes tanto colaboradores que se adoptan a la “mentalidad X” y otros que se adoptan a la “mentalidad Y” en un mismo nivel y poder trabajar con ambos tanto sin que se desmotiven los y como que se frustren los x por demasiada autonomía

    0
  • Prefiero gente en mi equipo que haga cosas equivocandose porque se desarrollan profesionalmente. Lo importante es darles confianza para que lo intenten y apoyo cuando los resultados no son los esperados.

    0
  • El sarcasmo y la ironía los uso frecuentemente en el entorno personal, no tanto en el trabajo, y menos para hablar de situaciones de trabajo. En general si uso recursos humorísticos no tienen que ver con personas, ahora se usa el término troleo para describir la ironía. Me gusta creer que en el entorno personal, cuando troleo, no soy ofensivo.

    0
    • El limite estaría en observar la respuesta emocional que provoca tu “troleo” y en verificar si alguien se ha sentido ofendido. En todo caso, nuestra recomendación es que si puedes evitar la ironía y el sarcasmo, tu comunicación será mas cercana y asertiva.

      0
  • El principal motivo para no expresarnos principalmente en el nivel de las emociones es por eficiencia. Porque en el día a día del trabajo, no es tan necesario, salvo que tengamos que arreglar algún desencuentro o atender a una situación de malestar

    0
    • Gracias Esteban, las creencias que nos soportan nos impulsan a actuar de ese modo, cuando en realidad las emociones están presentes en todo lo que hacemos: son las emociones lo que nos lleva a la acción. Tal vez, al hablar de emociones lo interpretamos como que “vamos a hablar de nuestras desgracias y vulnerabilidades” cuando en realidad se trata también de “conectar desde lo que veo que sientes y lo que yo siento”: Me preocupa mucho lo que está pasando con el proyecto, veo que no estamos cuidando del cliente como deberíamos y me pregunto si estás teniendo algún problema que te tenga con la mente en otra parte…

      0
  • La principal barrear es no verificar que el receptor entiende el mensaje. Este video me ha aportado sobre todo la necesidad de verificar el mensaje. Voy a poner en práctica las técnicas de verificación que sugiere.

    1
    0
    • Esteban, desde luego que coincido con lo que dices. Para mí la clave de la comunicación está en la verificación porque además es una de las mejores herramientas para lograr obtener una retroalimentación (Feedback). Desde mi punto de vista, sin verificación no hay comunicación, lo que hay es transmisión de información.

      0
  • Después de ver este video, siento que tengo que mejorar mi comunicación consciente. Me considero bastante impulsivo en la forma de expresar y si bien no permito que me afecten los mensajes con Generalizaciones, Omisiones o Deformaciones, no filtro en muchas ocasiones lo que digo y no dimensiono el efecto que puede tener en el receptor del mensaje

    1
    0
    • Esteban me alegra mucho que el tema te haya despertado esa reflexión, ya el simple hecho de parar a analizar el posible efecto que pueden tener las palabras que elegimos, es una gran mejora en la calidad de la nuestra comunicación, piensa que la gran mayoría de personas no lo hacen.

      0
  • Totalmente de acuerdo, de adolescente me gustaba leer a J.L. Borges con un diccionario al lado, entre la precisión de los adjetivos y la cantidad de nombres para los que necesitaba definición, era imprescindible. Ya no recuerdo en qué novela, dice algo que en mi mente suena “acaso tú, lector ¿Crees que me entiendes?”

    1
    1
    • Esteban qué buen ejemplo, y fíjate que incluso teniendo el diccionario al lado, puede también que Borges diera una nueva “significancia” a esa palabra que has buscado. 😉

      0
  • No imaginaba que fueramos a tener este tipo de contenidos en este curso. Como aportación personal, la respiración en cuadrado es ideal para hacer mientras paseas, contando pasos. Inhalar durante 4 pasos, aguantar 4 pasos, exhalar 4 pasos y 4 pasos de apnea.

    0
  • De pequeño mi padre me enseñó meditación contemplativa, pero yo no era capaz de entender qué era lo que hacía. Hace unos 20 años hice un curso en el que se incluían técnicas de meditación activa, que son una variante a la que se explica en el vídeo. La meditación es una herramienta muy poderosa para auto mejora.

    0
    • Pues eso ya es mucho, Esteban. Tener la serenidad para no dejarte llevar por la rabia o la frustración, respirar de forma consciente y tratar de reconducir la emoción exige mucha madurez. Un abrazo!

      0
  • Mi trabajo ha consistido mucho tiempo en arreglar internet, permitir a la gente ejercer sus derechos. Ahora mi trabajo es hacer que la empresa pueda lograr sus objetivos y todos los que trabajamos en la empresa dispongamos de las herramientas para poder hacer nuestras tareas.

    0
  • Si se asocia el estado de ánimo con la motivación, muchas veces podemos identificar causas externas que nos influyen,… a nadie le amarga un dulce y nadie se queda impasible ante una desgracia. La motivación es el motor que te permite mover ese estado de ánimo y apaciguar la euforia o sobreponerte a una pérdida. Me gusta pensar que en el laberinto de caminos que se bifurcan soy el guionista de mi propia novela.

    0
  • No me siento culpable por dejar de trabajar a cualquier hora que necesite dejar de trabajar, pero tampoco por estirar el tiempo de trabajo cuando lo necesito. Tengo un par de afirmación al respecto, la fundamental es que el trabajo es infinito, no tiene sentido querer hacer más de lo que toca cada día. Generalmente duermo entre 5 y 8 horas, más de 8 horas indica que me estoy recuperando de algo.

    0
  • Los equilibrios siempre son posibles y si buscamos, encontramos ejemplos. Personalmente no me gustan los líderes dominantes, en general, no quiero decir con esto que no comparta que en momentos puntuales haya que tomar una postura dominante para sacar adelante una iniciativa concreta, pero no en general.

    0
  • Tengo gente que continuamente está saliendo de su zona de confort y lo reconoce. Otra que lleva años haciendo las mismas cosas y no son capaces de aceptar sugerencias de cambios, aunque estos sean muy necesarios.

    0
  • No me viene a la cabeza ninguna de la historia, pero como historia de resiliencia me encanta la historia de Robinson Crusoe. Como habilidad para la resiliencia identifico la adaptabilidad.

    0
  • La mejor forma de promover la responsabilidad es la expuesta en el vídeo, asumiendo en primer lugar nuestra parte de responsabilidad. Los éxitos siempre son del equipo, la responsabilidad del no éxito siempre empieza por uno mismo

    0
  • No creo que exista un liderazgo puramente femenino o masculino, igual que las propias personas. Aunque tengamos un sexo y una formación y percepción sexuada, todos tenemos lados femeninos y masculinos en nuestro ser. Mi líder femenina favorita es mi mujer 😉

    0
  • Mi estilo de liderazgo no funciona igual en todas las situaciones, ni con todos los colaboradores por igual. Hay gente a la que da gusto darle objetivos y delegarle todo el camino. A otros hay que acompañarlos y llevarles de la mano.

    0
    • Así es. Y muchas veces nos da parece adaptar nuestro estilo de liderazgo y queremos que sea nuestro colaborador el que se adapte a nosotros. Probablemente es un camino de dos direcciones. Como líderes nos toca sacar lo mejor de nuestros colaboradores desde donde están y ayudarles a caminar hacia un lugar de mas madurez, más dominio de la tarea y más motivación. Me interesa mucho todo lo que está pasando con el teletrabajo, los equipos deslocalizados, los grupos que se crean específicamente para un proyecto y luego se deshacen,…todos esos escenarios nos reclaman más flexibilidad en nuestro estilo de dirección. Un abrazo Esteban.

      0
  • Creo en la proactividad y responsabilidad de las personas, creo que todo el mundo quiere ayudar y dar lo mejor de sí. También me he encontrado algunas excepciones, pero son la menos, de gente que está en contra de todo lo que le rodea, a veces se acaban marchando, a veces no se van por si mismos y hay que “irlos”

    0
  • Vengo de trabajar en entornos muy hostiles donde se me pedía mantener la calma y salvar el mundo, la asertividad y mantener la cabeza fría, usar las palabras precisas para dar órdenes, pero sin herir egos. No sirve en todas las situaciones, de hecho no me sirve ahora mismo como estilo de liderazgo, donde tengo que se más negociador, más persuasivo que cazador.

    0
  • No me veo encuadrado en un único estilo de liderazgo, reconozco características de varios estilos de los descritos en el artículo de 10 tipos de jefe según su estilo de liderazgo.

    0
  • Para mi, liderar siempre había significado guiar al equipo para conseguir los objetivos. En ésta lección se añade una perspectiva más “humana”, en la que se incluye la idea de ayudar al propio equipo a crecer y a mejorarse en el transcurso de la consecución de los objetivos.

    0